crónicas verano 2008

Por mucho que nos empeñemos en desprestigiar a la Televisión, en criticar todo lo que en ella sale, a veces, hay cosas que aparecen en ella y que son realmente ciertas,

Me refiero a un anuncio que ha estado apareciendo en los últimos tiempos sobre un producto que ahora no recuerdo, pero que comenta lo terrible que es la vuelta a la normalidad, al día día después del Verano. El anuncio habla del “maratón diario”, y en mi caso es muy real, me esta costando coger más que otras veces el ritmo habitual.

Pueden influir dos cosas, uno la edad, aunque me cuesta creer que sea eso y por otra parte mi situación personal más concretamente laboral, donde he tenido algún disgusto y me esta agobiando, pero bueno, se que lo superaré y que todo tendrá un final feliz… porque cuento todo esto, pues sencillamente porque me ha costado casi un mes ponerme delante del ordenador para comentaros como ha sido este Verano en Otxarkoaga y Txurdinaga.

CRONICAS

El verano empezaba con una noticia que todos sabíamos, pero que hasta que no ha salido en la prensa no hemos sido conscientes. El titular era el siguiente “quitan la ayuda social a 306 bilbainos en solos tres meses por fraude”.

Los barrios donde se han quitado más ayuda corresponden a San Francisco y Otxarkoaga-Txurdinaga.

La razón es muy sencilla es que son los lugares donde más ayudas sociales hay por lo que es normal que sean donde más irregularidades se han encontrado.

Aún así hay que situar esta cantidad de tramposos en su justa medida, porque en Bilbao son casi 19000 personas las que reciben ayudas de este tipo, esto nos indica que no parece que haya muchos tramposos, pero si nos dice la cantidad de gente que tiene problemas para llegar a fin de mes, y con serias dificultades.

Varias son las razones de la supresión de la ayuda, así nos encontramos con familias con otros ingresos no declarados, o dar un número falso de hijos. Personalmente me sorprende esta segunda opción, todos conocemos a familias que reciben ayuda y que luego hacen sus trabajitos a parte, es el denominado dinero negro, pero vamos, no creo que sea tan sencillo el mentir en cuantos hijos tiene una familia, creo que, con el libro de familia, o con los DNI, valdría para controlar cuantos hijos tiene un matrimonio, o sencillamente, vigilando un tiempo los movimientos de esa casa se puede averiguar.