El PSE VOLVIÓ A GANAR EN NUESTRO DISTRITO

Los resultados de las recientes elecciones autonómicas han dibujado un panorama muy similar en los barrios de Bilbao al registrado en el País Vasco. El PNV se sitúa de nuevo como la primera fuerza política en seis de los ocho distritos de la capital vizcaína, con el 36,3% de los votos, lo que supone 6.000 menos que en 2005. El PSE, sin embargo, es el partido que más ha crecido en cuanto a número de electores, con un total de 57.424, un 7,4% más que en los comicios de hace cuatro años. El Partido Popular y Ezker Batua pierden apoyos, mientras que UPD y Aralar logran nuevos votantes.

El partido liderado por Patxi López ha conseguido repetir victoria en el distrito de Otxarkoaga -con 5.180 votos- y se ha revelado como la fuerza con mayor respaldo en Rekalde, donde ha arrebatado el primer puesto al PNV por tan sólo 400 votos de diferencia. Txema Oleaga, portavoz del grupo socialista en el Ayuntamiento de la villa, califica como «extraordinario éxito» el triunfo del PSE.

No obstante, desde las filas nacionalistas restan importancia a la derrota. «Es una diferencia escasa que no tiene ni la más mínima relevancia. Hay una fortaleza del PNV frente al resto de partidos», señala Amaia Arregi, miembro del Bizkai Buru Batzar (BBB) y nueva parlamentaria por Vizcaya. Desde 2002, el PSE ha crecido un 14% en la la capital vizcaína, convirtiéndose en una «alternativa consolidada». A juicio de Oleaga, estos resultados auguran un futuro prometedor a su formación en la villa: «La ciudad vuelve a recuperar ese ideal de ciudad liberal, que representa los valores del partido socialista».

Por su parte, Cristina Ruiz, portavoz municipal del PP, considera que, en esta ocasión, los bilbaínos han votado por el «cambio»: «Han considerado que había que dar apoyo a quien tenía más posibilidad de liderarlo, y que, en este caso, es el PSE». A pesar de perder apoyos -cerca de un 5% menos que en 2005-, según la edil popular, «lo importante» es que el PP sigue siendo la tercera fuerza política en la villa. «Tenemos una fuerte presencia en Bilbao, y eso, a nivel municipal, es muy importante», asegura.

Sin embargo, PNV y Ezker Batua consideran que no es adecuado extrapolar los datos y compararlos con las elecciones generales. «En Bilbao el campo electoral varía dependiendo de los comicios que se celebren», afirma Amaia Arregi.

Dura pugna en Begoña

Uno de los distritos donde el PSE ha adquirido una mayor presencia ha sido en Abando, una plaza dominada por los nacionalistas y con un fuerte peso del Partido Popular. Pese a ello, el partido liderado por Patxi López pisa los talones a sus contrincantes y suman cerca de 2.000 electores más que en 2005. Además, en esta ocasión, las elecciones han arrojado unos resultados muy ajustados en el distrito de Begoña. Sólo 200 votos marcan la diferencia entre nacionalistas (8.248) y socialistas (8.026). «Es donde más ha crecido el PSE en los últimos años. Es un resultado muy interesante», sostiene Oleaga.

A Ezker Batua, que pierde cerca de la mitad de sus votantes en todos los distritos, cree que le toca «rectificar para que la ciudadanía que aboga por la izquierda recupere la confianza en nuestro partido», sostiene Julia Madrazo.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *