EN LAS ALTURAS

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. Marisa Femia dice:

    Hola, Álvaro: Es verdad es el símbolo de toda la vida de Otxarkoaga, y además lo llevo cerca del alma ya que es el rascacielo dónde me crié y me inunda miles de recuerdos de mi niñez,  sin sus rascacielos no sería Otxarkoaga, sería otro lugar diferente.
     

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.