TERMÓMETRO EDICIÓN NUMERO 10

 

 El sol  El sol de esta semana será para la plataforma Otxarjaiak. Es evidente que por el nombre ya sabéis de qué se trata aunque os pondré en situación. Ha habido muchos problemas y faltas de apoyo hacia las fiestas del barrio durante muchos años, incluso hubo años en los que no se realizaron. Diferentes personas decidieron que un barrio como el nuestro merecía tener sus propias fiestas y así retornaron las fiestas de Otxarkoaga. Tengo que señalar de modo especial la fórmula de organización de esta edición. Los que han llevado a cabo esto son personas individuales que querían dar al barrio un motivo más por el que todos sus ciudadanos sentirse orgullosos, y lo han conseguido, sin duda. No hay hinchables, ni payasos famosos, ni grandes infraestructuras. Lo que hay es alegría y ganas de hacer cosas por el barrio con la simple moneda del esfuerzo, la cooperación, las ganas de trabajar con diferentes, transportado únicamente con el vehículo de la ilusión y el compromiso. Se trata de personas, que sin otro ánimo más que el de servir al barrio, han decidido invertir tiempo y compromiso en su barrio, barrio que sienten, padecen, y quieren transformar. Estas personas individuales pertenecen a muy diversos ámbitos, desde Sukabi, pasando por Tendel, gente de Goizalde. Lo importantes no son el quiénes, sino el qué, el porqué, y el para qué. Aplaudo con este solazo de verano (si alguien lo ve que por favor me dé un toque) porque lo merecen. Añadir que ni juzgo ni premio, simplemente opino. Es mi opinión, individual, personal, subjetiva y cuyo fin no es nunca reprender, sino ayudar, mejorar y poner mi minúsculo granito de arena construyendo un barrio mejor y así un mundo mejor. Porque cambiar el mundo es posible, sólo hay que proponérselo.

La nube de la semana es para los políticos vascos. Tengo que decir que en este caso sí que es cierto que es muy parcial lo que expondré a continuación. Revilla es un político que a mi modesto modo de ver se equivoca continuamente al referirse al País Vasco, pero que sin embargo tiene algo que ya me gustaría que lo tuvieran otros muchos políticos de nuestra amada tierra, Euskadi, Euskal Herria o Senegal. Tiene cercanía hacia la gente, la misma que le da de comer y para la que sirve. Hace poco se reunió con los pensionistas de Otxarkoaga y lo hizo según el “gustosamente”. Es un gesto que le honra como político, pero sobre todo como persona. A veces me he preguntado la causa de esa manía de los políticos de aquí de esconderse en cubículos donde sólo hay cámaras y asesores, esos envoltorios donde en cuanto rascas no hay nada. No sé si dará votos o no, no me importa, solo creo que para saber lo que pasa en la calle hay que estar en la calle, preguntar a la gente, qué sienten, qué les preocupa, qué ambiciones tienen. Parece ser que hoy en día sin una cámara no eres nada, solamente una persona, da igual lo que hagas si nadie más lo va a poder ve y no vas a poder sacar un rendimiento de ello, ya sea en publicidad, popularidad. Pues a mi insignificante modo de ver, antes que nada todos somos personas. Sueño con que exista el día en que todos los políticos se comporten como personas, porque eso significará que vamos por el buen camino, ya que según algunos, los políticos no son más que el reflejo de la sociedad.

la lluvia de esta semana será para el Gobierno Vasco, y para Osakidetza en concreto. Resulta que nos cierran el ambulatorio del barrio. Interesante opción. Empezamos rebajando en salud, pensiones, subvenciones, vamos, lo normal en un país que tiene como principal eslogan buscar la justicia social. Es interesante saber cuánto dinero se podrían haber ahorrado si hubiesen evitado algunas campañas de Osakidetza en las que nos recomiendan ir al Ambulatorio y no a Urgencias. También me interesa la actitud de los sindicatos. La fuerza de su argumentación han sido las condiciones de los trabajadores. Pero a mi modo de ver, lo más importante no es eso, sino la atención que a partir de ahora vamos a tener los vecinos de Otxarkoaga. El centro de salud más cercano será el de Begoña y Santutxu los fines de semana, muy inquietante. Pero lo que me interesa destacar de todo esto es una cosa, la exclusiva del siglo, Osakidetza hace magia. Si quitan la mayoría de los ambulatorios y desplazan a los vecinos a un mismo lugar…¿cómo es posible atender en condiciones a estos vecinos? ¿Cuánto será el tiempo de espera? El mismo, o se multiplicará debido a la afluencia masiva. La salud es un asunto primordial para un Gobierno, y por tanto, para el gobierno “socialista” aún más. Supongo que será una medida propuesta por el consejo económico asesor del lehendakari Patxi López, entre ellos el Presidente de Petronor, el consejero de Sidenor, otro de la Corporación Mondragón, una consejera del BBVA, y un largo etcétera. Estoy seguro de que todos estos se prestan siempre a la sanidad pública, no me cabe la menor duda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *