PERSONAJES DEL BARRIO

También te podría gustar...

2 Respuestas

  1. tomas dice:

    No estoy de acuerdo con lo que dice.  Muchos pensamos que el laicismo es, precisamente, que la religión no esté presente en el espacio público, más o menos como sucede en Francia.  Tampoco nos rasgamos las vestiduras porque haya una campaña contraria a las clases de religión, como no nos las rasgamos por la campaña que hay, desde siempre, porque sí las haya.  Lo que sí me parece mal es que se quejen de esta campaña, que no es en realidad contra las clases de religión, sino a favor de otras clases más útiles, quienes llevan tanto tiempo machacando con su dichosa religión al personal, y hasta obligándolo (menos mal que ya no nos obligan… tanto).  Tampoco estoy de acuerdo en que una escuela laica sea más laica, o más sana, con una "educación integral" que contenga la religión, yo creo que es mejor que no la contenga o que no se llame laica.  Y, por supuesto, las dimensiones de la persona pueden contener o no una creencia religiosa, en función de lo que cada cual decida libremente.  La religión no debe ser nunca una asignatura y no debe darse como tal en los colegios, forma parte de la vida privada y debe ser tratada privadamente y con fondos privados, no públicos.  Además los curas han estado muchos años obligando a la gente a estudiar religión quisiera o no, harían muy bien en disculparse por hacernos perder el tiempo a los ateos y dejar de dar la murga erre que erre con lo mismo.  Que ya cansan.

  2. Jon dice:

    La clase de religión no trata sobre historia de las religiones en contextos historicos X. No, no, las clases de religión pretenden reproducir los esquemas de miedo , dominación y absoluta ignoracia. La iglesia católica debe ser sacada del espacio público undamentalmente por cuestiones de higiene mental y decencia.
    Ayer el Pais:  thttp://www.elpais.com/articulo/opinion/Despues/23-F/estampas/elpepusocdgm/20110227elpdmgpan_5/Tes, nos recordaba una vez mas ( podrian ser miles los ejemplos) la "maravillosa" función de la jerarquia eclesiastica durante la historia mas reciente. Dar espacio a esta gente es muy peligroso y contrario a cualquier cosa que tenga que ver con educar. Que se vayan a sus colegios de pago a contar mentiras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.