Los bilbainos se sienten más seguros que hace dos años y con mayor vigilancia en las calles

INFORME COMPLETO

Los ciudadanos de Bilbao se sienten más seguros en su ciudad que hace dos años, según el análisis del III informe relativo al Observatorio Urbano de Bilbao, dirigido por el catedrático de Sociología de la Universidad de Deusto Jon Leonardo. Según este termómetro de la ciudad que se realiza por tercera vez consecutiva, "una variable tan sensible como es la seguridad ciudadana, que en definitiva condiciona la calidad de vida de los ciudadanos, ha mejorado con respecto a 2010", explica Leonardo. Pese a ello, la inseguridad sigue siendo lo que más preocupa a los bilbainos, seguido de la inmigración y la falta de aparcamiento. El informe se realizó en el mes de marzo cuando ya se notaban los efectos de la crisis, pero la percepción de los bilbainos con respecto a su ciudad es positiva. De hecho sitúan la calidad de vida en la capital vizcaina con una puntuación de 7 sobre 10.

Entre 2010 y 2012 se ha producido un descenso significativo en el índice de riesgo para el conjunto de Bilbao, un valor que representa el malestar de los ciudadanos con respecto a la seguridad. Por lo general, el índice de riesgo ha descendido en casi todos los barrios, salvo en Iralabarri, Rekalde, Iturrigorri, Peñascal, Larraskitu, Altamira y Masustegi, donde se aprecia un ligero repunte. Coincide, no obstante, con algunos episodios significativos como el polémico cierre de Kukutxa en Rekalde o el asesinato de un hombre magrebí en la calle Iturribide. Pero, incluso en Santutxu, donde se produjo el violento episodio que terminó con una persona muerta y varios heridos el pasado año, el índice de riesgo se ha reducido a la mitad. El descenso más acusado se ha registrado en los barrios de Olabeaga-Zorrotza, Ciudad Jardín-Uribarri, La Peña, Otxarkoaga y Arabella. Bilbao La Vieja, San Francisco y Zabala siguen siendo los barrios con un mayor índice de riesgo, pero, a pesar de ello, mejora su percepción de seguridad con respecto a 2010.

PRESENCIA POLICIAL Además, los vecinos de esta área de residencia muestran "gran satisfacción por la presencia policial en la zona", según explica Jon Leonardo. Una de las conclusiones del estudio, a juzgar por estos datos, es que "da la sensación de que la zona sur está empeorando ligeramente las condiciones de vida con respecto al resto de la ciudad". Precisamente, uno de los indicadores de este termómetro refleja que la percepción del grado de peligrosidad ha bajado nada más ni nada menos del 15% en 2010 al 6,9% en 2012. También ha evolucionado positivamente la valoración que los residentes hacen de la seguridad y la vigilancia.

Junto a la inseguridad, lo peor valorado por los bilbainos en la ciudad es el nivel de ruido, la inmigración, la falta de aparcamiento y la falta de civismo. Por contra, un porcentaje importante de bilbainos, tanto como un 38%, considera que les gusta todo de Bilbao. Entre los aspectos más positivos que destacan los vecinos de la villa se encuentra la gente, valoran que es una ciudad cómoda en el tamaño, las obras de mejora, los parques, el Guggenheim, las zonas peatonales, y están muy satisfechos con el transporte.

ORGULLO DE BARRIO. Los barrios de Bilbao son muy diferentes, pero en general los bilbainos se sienten orgullosos de su barrio. En términos globales puede decirse que una de cada cuatro personas aproximadamente querría cambiar su ubicación actual, aunque en distritos como Otxarkoaga-Txurdinaga el porcentaje de personas dispuestas a cambiar asciende a un 34,7%.

Por distritos, Deusto y Abando se sitúan a la cabeza como las zonas con mayor personalidad, ambiente y bien dotadas de servicios, a juicio de sus vecinos. Según el sociólogo responsable de este estudio, la gente identifica el carácter periférico y aislado del distrito a un déficit en términos de dotación de servicios. En este sentido, puede observarse que las diferencias de porcentajes entre unos distritos y otros así lo manifiestan. Basurto-Olabeaga (sobre todo en la parte de Zorrotza-Olabeaga), Otxarkoaga-Txurdinaga, Uribarri e Ibaiondo tienen unas puntuaciones sensiblemente más bajas que el resto.

RELACIONES VECINALES Precisamente, es también en Deusto donde hay un mayor grado de sociabilidad entre los vecinos, y en Basurto-Zorrotza donde aumentan las relaciones entre vecinos de manera considerable. Incluso se aprecia que ha aumentado de manera importante con respecto a 2010. Para Leonardo, la intensidad de las relaciones vecinales ha aumentado ligeramente en el transcurso de estos casi dos años en prácticamente todos los distritos, pero los valores siguen siendo bajos.

Precisamente, en este informe se ha incorporado una nueva variable para medir el grado de convivencia entre la población autóctona y la foránea. La convivencia entre ambos colectivos arroja unos resultados alentadores frente a visiones catastrofistas. De hecho, la valoración de la convivencia es bastante alta, situándose en un 6,26 sobre 10. Por término medio, el porcentaje de personas que valoran la convivencia de forma negativa representa el 10,6% de la población total, cifra que se eleva de forma significativa en el distrito de Rekalde, donde el 20,5% de los entrevistados valoran de forma negativa la convivencia con la población foránea. Sin embargo, el estudio no posee datos relativos a las causas de este "alto" rechazo (al menos significativamente comprando con el resto de distritos).

En general, el estudio pone en valor el alto grado de satisfacción de los bilbainos con respecto a su ciudad. A pesar de la crisis, la puntuación no baja respecto a 2009.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *