DETENIDO UN VECINO DEL BARRIO

EL CORREO

Detenidos cuatro jóvenes que querían quemar un repetidor

La Guardia Civil detuvo en la madrugada de ayer a cuatro jóvenes cuando trataban de sabotear un repetidor de telefonía ubicado en el monte San Miguel de la localidad vizcaína de Basauri, que estos días celebra sus fiestas patronales. Los agentes sorprendieron a los sospechosos «'in fraganti'» en el momento en que intentaban prender fuego a la torreta para inutilizarla, según explicaron fuentes de la investigación. Por la tarde, varias dotaciones del instituto armado procedieron al registro de los distintos domicilios de los arrestados, todos ellos residentes en Bizkaia, en compañía de los presuntos saboteadores. Al término de las inspecciones, los guardias se incautaron de diversos documentos que trasladaron en cajas de cartón para su posterior estudio.
El intento de sabotaje se produce en plena cadena de ataques contra el patrimonio público, acrecentada durante el último mes tras un período en el que la kale borroka había desaparecido de las calles. Hasta la fecha, la Ertzaintza no ha descartado que la sucesión de actos vandálicos contra entidades financieras, contenedores de basura, repetidores y sedes de partidos registrada en Euskadi forme parte de un rebrote de esta violencia callejera. El último caso se produjo el fin de semana pasado en Abadiño (Bizkaia), donde fueron quemaron dos cajeros automáticos.
El sabotaje de Lezama
Con anterioridad, varios radicales incendiaron una instalación similar en Mondragón (Gipuzkoa), mientras que un grupo de saboteadores atacó un repetidor de telefonía móvil en la localidad vizcaína de Lezama, dejando sin servicio a miles de clientes. Los últimos ataques se completan con la quema de tres depósitos de basura en Getxo, en una acción realizada el pasado 26 de agosto. Sus autores, que iban encapuchados, lanzaron octavillas en demanda en apoyo al preso de ETA enfermo Josu Uribetxebarria Bolinaga.
La Policía autónoma se inclinó por atribuir a la kale borroka el sabotaje de la torreta de Lezama, registrado el pasado día 8. Sus autores, que no han sido aún detenidos, rodearon la antena con neumáticos y provocaron importantes daños al prenderles fuego. En el lugar se hallaron pasquines con lemas en contra del capitalismo y a favor de «la independencia y el socialismo».
El nuevo intento de sabotaje se produjo en la madrugada de ayer en Basauri, aunque pudo ser desbaratado por la Guardia Civil. Fuentes de la Delegación del Gobierno en el País Vasco confirmaron la detención de cuatro jóvenes, cuyas identidades no dieron a conocer. Los agentes registraron horas más tarde sus domicilios en presencia de los arrestados. El instituto armado desplegó cinco vehículos para llevar a cabo una de estas inspecciones en un piso de un edificio de viviendas del barrio bilbaíno de Santutxu. El operativo policial se reforzó con tres furgonetas de la unidad antidisturbios de la Ertzaintza. Los efectivos de la Policía autónoma custodiaron la zona, en la que se había concentrado un pequeño grupo de personas que coreó lemas de apoyo a los detenidos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *