Bilbao habrá perdido habitantes en 2030

Las proyecciones demográficas para Bilbao en 2030 indican que “seremos menos y seremos más viejos”, según se desprende del estudio “Bilbao 2030. Proyecciones demográficas para la ciudad de Bilbao y sus distritos” que este martes presentaron el Ayuntamiento de la capital vizcaína y la UPV-EHU. El informe recoge los principales resultados sobre la evolución del tamaño del municipio, sus características esenciales y las tendencias de los principales flujos demográficos: nacimientos, defunciones y movimientos migratorios.

De sus resultados se desprende que en 2030, al finalizar el periodo proyectado, Bilbao contará con 322.360 habitantes, lo que significará perder 27.509 desde 2013, un 7,9%. Además, 29 de cada cien residentes tendrán más de 65 años en 2030 y con menos población en edades intermedias y jóvenes se reducirá la tasa de reposición de la población en edad activa.

Así, si en 2001 por cada 100 personas en edad de abandonar el mercado laboral (60 a 64 años) había 130 en edad de incorporarse (20 a 24 años), la cifra se reduce a 74 en 2013 y la proyección la sitúa en 54 en 2022.

Según el estudio, el descenso poblacional será más importante entre 2015 y 2020 pues caerá a un ritmo anual del 0,8%-0,9%. Se alcanzará una cierta estabilidad al final de la década de 2020. Se estima que el descenso porcentual de población será mayor en Bilbao que en Bizkaia. En el periodo 2013-2026 el municipio reducirá un 7,7% su población mientras que el territorio perderá un 5.6%.

En 2030 solo Ibaiondo habrá aumentado su población, un 2,4% (1.505 personas). En cuatro distritos la reducción poblacional estará por encima del 10%: Otxarkoaga-Txurdinaga, Uribarri, Begoña y Deusto. El mayor descenso porcentual corresponderá a Otxarkoaga-Txurdinaga que perderá un 12,6% (3.426 personas). Deusto, será el que más pierda en datos absolutos: 5.358 habitantes (10,8%).

Además, la población envejecerá con casi 30 de cada cien residentes con más de 65 años. En 2030 aumentará un 18,9% la población mayor de 65 años y la que sobrepasa los 85 crecerá un 37,6%, u aumento que se dará en todos los distritos:. Así, los mayores de 65 años serán un 53,9% más en Otxarkoaga-Txurdinaga y Begoña será el distrito donde más crezca la población sobreenvejecida, que casi se duplicará respecto al año 2013.El resultado será una menor tasa de reposición de la población en edad activa.

El estudio también tienen en cuenta que a un saldo migratorio negativo habrá que sumar mayor número de defunciones que de nacimientos. En 2025 se producirán 948 nacimientos menos que en 2008. El saldo migratorio contribuirá al descenso de población porque será negativo y dejará de compensar el también negativo crecimiento natural.

Estima no obstante que casi al final de la proyección, en 2028, la recuperación de un saldo migratorio positivo volverá a compensar la pérdida poblacional provocada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *