Con nuestro dinero (el tuyo y el mío)

Visita su blog

– Mire, tengo un conocido … esto…ummm. No me sale la palabra. Maldita memoria. Pero se lo voy a explicar y usted lo entenderá.
Le acaban de cesar en su trabajo. Pero, fíjese ¡qué suerte!. Los dos o tres próximos meses le van a seguir pagando por su no-trabajo como si trabajase: el sueldo entero, los pluses de desplazamientos desde su casa al lugar de trabajo; los pluses de “producción”, “nocturnidad”, “peligrosidad”, … y todos los que a usted se le puedan ocurrir.
Además, le han regalado la tablet nueva que compraron para él hace ahora tres meses cuando le cogieron para el trabajo y el móvil de empresa que le pusieron.
– Ah! Ya! Usted tiene un conocido PARLAMENTARIO.

– Pues eso. Esa era la palabra que no me venía. Gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *