La línea 3 del metro será inaugurada el 8 de abril con un acto social abierto

Ya hay fecha cerrada. El próximo sábado 8 de abril, la línea 3 del metro, el nuevo trazado ferroviario subterráneo entre la localidad de Etxebarri y el barrio bilbaino de Matiko, se abrirá a los viajeros de la zona norte de Bilbao.

Según ha podido saber DEIA, el día de la inauguración ha sido consensuado ya por todos los agentes implicados. Por una parte, el Gobierno vasco y su sociedad ejecutora de las obras, Euskal Trenbide Sarea (ETS); también está de acuerdo la Diputación Foral de Bizkaia, la institución que junto con el Ejecutivo autónomo está financiando al 50% unas obras que se han demorado casi siete años y costarán 279 millones de euros. También llegará a ese fin de semana con todo preparado Eusko Trenbideak, la compañía que gestionará esta línea pasante que se conectará ya desde el mismo 8 de abril con el recorrido que va hasta Lezama tras atravesar el nuevo túnel bajo Arxanda.

Fuentes de total solvencia confirmaron a DEIA que “el acto de inauguración será muy social y abierto a la ciudadanía”. Quedan por cerrar todavía detalles a casi un mes vista de la cita y no se ha concretado si al día siguiente, domingo, se permitirá el acceso gratuito a la nueva línea 3 como viene siendo tradición y ha ocurrido en ocasiones anteriores cuando se han abierto otras estaciones del suburbano.

Lo que es seguro es que el lehendakari, Iñigo Urkullu, presidirá el acto junto al diputado general de Bizkaia, Unai Rementeria. También estarán presentes el alcalde de Bilbao, Juan Mari Aburto, y el de Etxebarri, Loren Oliva.

EL ‘INDIO’ YA ESTÁ EN PRUEBAS

Mientras las hojas caen del calendario, la actividad en la línea estos días es frenética. ETS ya está efectuando las pruebas de señalización en las estaciones y el trazado, además de haber puesto en marcha el conocido en el argot ferroviario como indio. De esta manera, se denomina a la unidad ferroviaria que circula por primera vez por las vías para comprobar que no hace contacto con los andenes o cualquier otra estructura de forma que no deje ninguna pluma o roce -de ahí lo de indio.

Por su parte, Euskotren está a la espera de que concluyan estas pruebas para poder ya meter en el túnel los primeros convoyes con el objetivo de que sus conductores se estrenen en el recorrido y conozcan los entresijos del trazado perfectamente antes de recoger los primeros clientes a partir del 8 de abril.

Mientras tanto, la estación intermodal del Casco Viejo es donde se centra la mayor cantidad de labores. Fue el último tajo en contratarse y ha llegado en fecha a su finalización. La estación estará a pleno rendimiento con sus conexiones con los andenes de las líneas 1 y 2 del metro a través de ascensores y escaleras mecánicas.

Lo único que no llegará a tiempo, como ya se informó, es la oficina de atención al cliente que va a estrenar el Consorcio de Transportes y que se abrirá un mes después.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *