Tendel, los incívicos y don Iñaki

EL TERMÓMETRO DE OTXARKOAGA

Esta semana el sol va a ser para la asociación TENDEL. Para los que no conozcáis el trabajo de Tendel, decir que es una asociación que trabaja en el ámbito socio-juvenil, quiere dar respuesta a las inquietudes de los jóvenes del barrio para que estas inquietudes se puedan desarrollar de manera libre y voluntaria, así como fortalecer el crecimiento personal y también profesional de numerosos jóvenes que, por sus circunstancias económicas y sociales, no podrían desarrollar estas inquietudes de las que hemos hablado.

Decir que el sol se le podría haber dado cualquier semana, pero nada mejor que aprovechar su décimo aniversario, diez años ya trabajando para el barrio y con el barrio, tanto con los ciudadanos como con las asociaciones. Han sido diez años de crecimiento de esta asociación en todos los ámbitos en los que se mueve. Es una asociación de referencia en el barrio, y con la que se tiene que hablar si de verdad alguien quiere conocer la realidad de Otxarkoaga.

Es un gran orgullo ver como numerosos jóvenes comprometidos y no tan jóvenes, que está Germán, han conseguido crear algo tan importante ahora para todo el barrio.

Se puede decir que Tendel se está convirtiendo en un motor de vida y representa un futuro esperanzador y un presente apasionante, que nos ha llenado de ilusiones y nuevas formas de relacionarnos con nuestro barrio.

Así, el sol de la semana, para la Asociación Tendel.

La nube de esta semana va a ser para las actitudes incívicas. Es verdad que hasta que nos han puesto columpios han pasado cinco décadas. Pero es que si los tratamos como mierda y los niños se dedican a romperlos mientras que algunos padres y madres observan maravillados la destreza de sus hijos arrancando el sube y baja pues no sé.

Por ello pido a todos los ciudadanos del barrio que si ven este tipo de hechos actúen reprimiendo estas conductas incívicas, y es que no hay nada peor que tener que dar la razón a algunos que la respuesta que nos dan al exigirles instalaciones en condiciones es que no sabemos cuidarlas.

Así que eso, a ello.

La lluvia de esta semana será para el Alcalde de esa ciudad a la que creo que pertenecemos llamada Bilbao. Para Iñaki Azkuna. Muchos y muchas os preguntaréis por qué. Pues es por hacer gala del populismo más bajo y repugnante, populismo que solo él puede desarrollar como ningún otro. La pregunta sería por qué le doy lluvia a este hombrecillo, y es que lo del populismo viene de antes. Pues bien es por su gran capacidad de análisis, yo casi lo definiría como un gran visionario.

Hace dos días hizo las declaraciones de su vida acerca del tema de Bizitegi. Recordaréis que es una polémica porque esta asociación que trabaja asistiendo a personas en riesgo de exclusión social, decidió abrir un centro de día para personas sin hogar en Txurdinaga , y algunos de sus vecinos decidieron manifestarse en contra de eso. Todos con los pobres pero si están bien lejos, o en Otxarkoaga, que así no los vemos. De todas formas ese no es el tema esta semana. El tema está en las declaraciones del señor Azkuna. Afirmó que claro, que abrir el centro suponía un efecto llamada, y que esta –Bilbao- iba a ser la capital de los indigentes del norte, que todos iban a ser atraídos a Bilbao, y que además supondría que otros muchos sitios no hicieran sus labores en el asunto de la exclusión social. Además afirmó que había ONGs cuyo objetivo era expandirse y crear necesidades donde no las hay. Por último concluyó su apasionado discurso amenazando a Bizitegi, diciendo que seguir con el proyecto podría venirles mal.

Bien señor alcalde. Un Alcalde lo es de todos sus ciudadanos, de los que le votan y de los que no. Usted se ha montado en el tren de “di lo que quieren oír”. Bien bajo una modestísima opinión decirle al Alcalde de algunos, que ya hay centros en otras partes del mismo tipo, o incluso para asistir a ex toxicómanos y no ha supuesto ningún tipo de efecto llamada, más que la del telefonillo si en un momento dado el cartero debe de entregar una carta. Carta como la que posiblemente usted, Alcalde de algunos les haga llegar a través de algunos de sus departamentos para quizás denegarles alguna subvención o para no sé, no darles licencias, bueno de eso seguro que el Alcalde de Algunos sabe más.

Por otro lado decir, y como experiencia en el barrio de Otxarkoaga, que no solo no han hecho daño a la convivencia, sino que han aportado al barrio participando activamente en los movimientos y fiestas del barrio. Y hablo de ex toxicómanos y niños, que yuyu ¿no?

Por último no creo que las asociaciones que trabajan en estos temas tengan como objetivo crear necesidades, o expandirse. Es que parece que más bien habla el señor Alcalde de Algunos de la General Motors o de Iberdrola. Es gente que da su vida y su tiempo intentando mejorar una situación, un ligar, dar oportunidades a la gente. Si realizan esta labor es porque quizás las instituciones no lo hacen o lo hacen incorrectamente. Pienso que lo que les jode es que nuestros movimientos vecinales son capaces de hacer el doble con el 10% que ustedes emplearían en hacer lo mismo.

Darles el apoyo a los vecinos, sin más. Quizás gane el señor Alcalde de Algunos las elecciones, o su partido, pero ¿a qué precio?

1 comment for “Tendel, los incívicos y don Iñaki

  1. Ispaster
    09/12/2009 at 10:19

    A mí personalmente Iñaki Azkuna me gusta mucho. Con independencia de su actitud con el tema de Bizitegi, que no voy a juzgar porque no me estoy informando debidamente. Si bien en lo de que existe un "efecto llamada" hacia Bilbao es cierto, como ha quedado reseñado en prensa más de una vez (por el incumplimiento de las coberturas sociales de ayuntamientos de nuestro entorno, por ejemplo) .
    Iñaki Azkuna es un hombre, ya mayor, sin más aspiración en política que retirarse como alcalde de Bilbao. No va a utilizar este ayuntamiento como trampolín hacia otros cargos, como sí lo podría hacer alguien más jóven, lo que le permite apartar algo los discursos políticamente correctos y ser más franco a la hora de expresarse. Con otros alcaldes/políticos da la sensación de que siempre te está hablando un departamento de prensa en vez de una persona. Con Iñaki Azkuna, y es mi sensación personal, no.
    Por otro lado, no es un hombre de partido. El hecho de que ocasionalmente se muestre contrario a las ideas del PNV y las exprese públicamente me da mucha confianza. Ha sabido ganarse la "centralidad" política, y el hecho de que en las elecciones municipales su partido reciba más votos que en cualquier otra elección lo demuestra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *