ARTICULO REVISTA ITXAROPENA

CRONICAS DE NUESTROS BARRIOS

Me gustaría empezar de otra manera, pero voy a empezar por un suceso que acaeció en pleno verano en la calle Fraternidad.
Se trata de la muerte de una vecina del barrio llamada Amelia Amaya a manos de su marido.
Los hechos se produjeron sobre las siete de la mañana del domingo 26 de Julio.
Allí los sanitarios encontraron a Amelia la que presentaba fracturas en varias costillas, la rotura del bazo, así como una hemorragia interna. La Ertzaintza detuvo el domingo al compañero sentimental de Amelia como presunto autor del asesinato, así como a la madre y al hermano de éste como supuestos encubridores de la agresión. Antonio, de 42 años, tenía una orden de alejamiento de la víctima debido a un episodio de malos tratos ocurrido el pasado mes de mayo. Las peleas entre ambos eran constantes, según los vecinos de la pareja, que seguían viviendo juntos con la familia de él en el inmueble donde se produjo la brutal paliza. Además, el supuesto asesino tiene una larga lista de antecedentes policiales.
Posteriormente, se realizó una pequeña concentración del barrio en contra de esta muerte.
En Septiembre la prensa informó que tanto el hermano como la madre de Antonio quedaban en libertad ya que el tribunal rechaza inculparles de un delito de homicidio por omisión al no existir por su parte «un deber jurídico específico de actuar» como lo tendría, por ejemplo, un padre respecto a su hijo. Por el contrario, sí considera que podría estar acusado de omisión del deber de socorro, cuya pena máxima es de dos años de prisión, aun así el abogado cree que es «muy posible» que ambos salgan absueltos en el juicio.
Muchos detalles, el primero, es que llevamos mucho tiempo reclamando en esta sección que en nuestro barrio hay un problema grave.
Durante estos últimos años se han sucedido varios casos de violencia contra la mujer en nuestro barrio, y todos nos ponemos las manos en la cabeza cuando oímos estos casos, pero en nuestro día a día que difícil es denunciar estos actos.
Tenemos la costumbre que lo que sucede en casa de cada uno, se queda en casa, y no somos los únicos que de vez en cuando hemos oído gritos, peleas o insultos en nuestros vecinos. Pero como sucede en otra casa, nadie dice nada.
Quizás sea el momento de denunciar cuando oigamos situaciones similares, en estos casos es mejor prevenir que lamentar. Quizás evitemos que ninguna mujer salga en los periódicos por situaciones como esta.
Otra cuestión es que la pareja era relativamente conocida por sus amplios delitos y sus problemas con las drogas. Esto ha supuesto que las concentraciones hayan sido muy escasas y con poca participación vecinal, pero aún así hay que pensar que nadie tiene derecho a quitar la vida a nadie, y nuestro deber es denunciar a estos asesinos.

El comercio ha sido otro de los puntos fuertes de la crónica social. Por una parte la Farmacia Golvano han adquirido el caserío de la entrada del barrio, para convertirlo en una gran farmacia y contará con un espacio de 340 metros cuadrados dividido en tres plantas. Los farmacéuticos del barrio quieren ir más allá del mero servicio farmacéutico con un servicio de ortopedia" creando un espacio socio-sanitario para los barrios de Otxarkoaga y Txurdinaga.
Es bueno que se invierta en el barrio, y que haya gente que apuesta por el. Aún así siempre nos quedará un poco de nostalgia por el caserío, el último que existía en el barrio.
La otra noticia no fue tan agradable, ya que en pleno agosto El bar Saider, fue asaltado mediante el método del alunizaje. Dos jóvenes, de 20 y 21 años, fueron detenidos poco después como presuntos autores del hecho como imputados por un robo con violencia, de la sustracción de un vehículo con el que llevaron a cabo el delito
Los hechos sucedieron de la siguiente manera los supuestos ladrones empotraron un vehículo, que había sido sustraído en Basauri, contra la cristalera del local. Por suerte, en el momento del asalto el bar se encontraba cerrado por lo que no hubo que lamentar pérdidas personales. "No se han llevado mucho dinero, pero han roto muchas cosas. Poner la persiana nueva y reparar todos los desperfectos me costará más de 2.000 euros", lamentaba el propietario del establecimiento de kebab, Ijad Ahmad.
El suceso ocurrió sobre las 02.30 horas de la madrugada del martes, en el número 6 del camino Arbolantxa en Otxarkoaga. Los jóvenes a bordo del turismo robado aceleraron a fondo para empotrar el vehículo contra el bar Saider y reventar así la persiana de protección, la ventana y la puerta de aluminio del local.
La primera embestida no fue suficiente para abrirse paso hasta el interior. "Salí a la ventana cuando escuché el primer golpe, pensaba que había sido un accidente. Nadie más se asomó, a la gente no le interesa meterse en líos", explicó una vecina testigo de los hechos. "La liaron gorda. Daban acelerones y chocaron el coche contra el bar varias veces. Después entraron tranquilamente, como Pedro por su casa", matizó la testigo, quien asegura que "los chicos no son del barrio". Los asaltantes se llevaron la caja registradora y alrededor de 250 euros de la recaudación. Es la tercera vez en los últimos meses que asaltan este establecimiento. Ahmad asegura tener miedo de que le vuelvan a robar, "ahora he puesto una persiana más resistente, me he comprado una alarma y me he hecho un seguro", añade.
Dos detalles que me llaman poderosamente la atención, por una parte según la vecina “nadie escuchó nada” y yo me pregunto cómo es posible esto, mal favor no estamos haciendo si nos callamos y nos hacemos cómplices de estos delincuentes, tenemos que apoyarnos y recuperar la sensación que siempre ha existido en el barrio; que es un lugar seguro y tranquilo.
Por otra parte estos jóvenes vienen a roba r a Otxarkoaga y a él Kebab ; es decir, para colmo vienen a robar a los más pobres. Ya no queda nada de esa ley no escrita que a los pobres no se les roba, la delincuencia de hoy en día ya no respeta nada ni a nadie.
A mí personalmente deciros que los Kebab del Saider están muy ricos, y os animo aprobarlos…hay que apoyar el comercio del barrio….
Cambiando de tema, según el estudio de investigación Medea dado a conocer por el Departamento vasco de Sanidad “Los vascos que viven en las comarcas más desfavorecidas socioeconómicamente tienen menor esperanza de vida”.
Nuestro barrio aparece entre los últimos con una esperanza de (72,9), es decir pobres y encima moriremos antes.
Personalmente no creo mucho en estos estudios, y me relevo contra ello, asique este año vamos a intentar que ningún vecino del barrio menor de 73 se muera. Por lo menos vamos a poner lo que esté en nuestra mano, y de lo que no está pues hablaremos con los curas del barrio, a ver si con su ayuda…..
Mas cosas, por ejemplo Imagina Otxarkoaga, que nos presentó una idea novedosa e interesante; Viviendas Municipales y la Universidad del País Vasco han llegado a un acuerdo por el cual, cerca de 40 estudiantes de la Universidad vendrán a vivir durante el tiempo que estén estudiando a la zona de Txotena. El precio de 55 euros.
Como contrapartida; tendrán que dedicar algunas horas a labores “comunitarias” aunque aún no ha quedado claro en qué consistirán esas horas.
Tiene buena pinta, y sobre todo es un proyecto innovador, y que va a traer al barrio gente joven.
Entre estos estudiantes, y la gente del centro de artes escénicas la verdad es que va a haber movimiento en el barrio
La pena es que sea solo por el periodo que dure el curso o lo que dure la obra de teatro. Necesitamos que esos jóvenes se queden en el barrio, de una manera permanente, ahí es donde tenemos que echarle “imaginación”

En txurdinaga hemos tenido un verano centrado principalmente en el Caserío del colegio alemán. El caserío Etxezuri de Txurdinaga es viejo edificio, de 200 años de antigüedad y que durante décadas funcionó como un txakoli donde las familias degustaban caldos y comían tortillas de bacalao. Pero según un plan del Ejecutivo autonómico el solar donde se encuentra el baserri se va a construir 426 pisos, en su mayoría sociales. Una iniciativa pública que todavía hoy implica la demolición del inmueble para dejar paso a un nuevo acceso a la calle Zabalbide.
Cuando se conoció este dato, se puso en marcha una cadena de reacciones de apoyo al matrimonio que vive en el caserío. El propio alcalde de la villa, Iñaki Azkuna, visitó el martes el inmueble y se interesó en persona por la situación de Tomás y Carmen, los octogenarios que allí viven y cuya última voluntad es poder pasar el resto de su vida en el que ha sido siempre su hogar.
Y por una vez parece que las presiones funcionaron porque desde el propio Gobierno Vasco se ha decidido hacer un nuevo estudio para salva el caserío. La familia que habita en el bicentenario caserío de Etxezuri tendrá nuevos vecinos. En la parcela de casi 20.000 metros cuadrados donde se levanta el edificio, el Gobierno vasco prevé construir cuatro torres de vivienda protegida. El complejo albergará hasta 288 viviendas en régimen de VPO y 72 a precio tasado. El proyecto también contempla reservar uno de los bloques para equipamiento público y alojamientos dotacionales -alquileres para jóvenes, pisos tutelados…-.
Sobre el metro; nuestros barrios ya están de pleno en las obras, y vayas donde vayas nos encontramos zanjas y cortes de carretera, pero bueno, la noticia ha sido que El Gobierno vasco ha comenzado a trabajar para que la futura Línea 3 pueda ser pilotada a distancia, desde el centro de control, sin necesidad de que un operario viaje a bordo del convoy de forma permanente
Hombre supongo que a los sindicatos de el metro no les hará mucha gracia, y hombre personalmente yo siempre prefiero tener a una persona que un momento arriesgado o peligroso sea capaz de ver ese riesgo o peligro…y puede reaccionar, las maquinas no entienden de capacidad de reacción.
Eso sí, El futuro de la automatización de la Línea 3 está condicionado a que este trazado sea concebido como un ramal del suburbano y que sea operado por Metro Bilbao. «Si se opta por Euskotren no podría producirse esta importante transformación», apunta el viceconsejero de Transportes, Ernesto Gasco. La Diputación y el Ejecutivo autonómico todavía no han acercado posturas en un asunto que se antoja vital.
Por cierto tenemos un final de año cargado de actividades en Otxarkoaga, a ver si el tiempo acompaña y me permite en Enero hablar con optimismo y poca melancolía..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *