Bilbao destina un millón de euros a la instalación de ascensores en viviendas

Tan importante como salvar los desniveles en los barrios altos de la ciudad es favorecer la accesibilidad en las viviendas privadas. Con ese objetivo, además de aportar un impulso económico cifrado en 930.000 euros destinado a la supresión de barreras arquitectónicas, el Ayuntamiento de Bilbao ha creado un servicio de asesoramiento sobre accesibilidad en edificios residenciales. A través de esta herramienta, además de informar acerca de las subvenciones disponibles en las diferentes administraciones, ofrecerá orientación sobre soluciones técnicas.

En palabras de Asier Abaunza, concejal de Planificación Urbana, el servicio “pretende servir de acicate para que las comunidades se animen a abordar estos proyectos, en muchos casos porque ante la complejidad de la obra la gente se acobarda”. En ese sentido, aseguró ayer que su objetivo es “agotar la partida”. Algo que no ocurrió el año anterior cuando, al no haber más solicitudes, se concedieron 519.071 euros para 100 actuaciones que se realizaron en la ciudad.

Según expuso el edil, de las 159.000 viviendas existentes en la villa el 27% no tiene ascensor. Asimismo, el 23% de los ciudadanos tiene más de 65 años, algo que unido al envejecimiento de la población, apremia a eliminar todo tipo de obstáculos. La ayuda ofrecida por el Consistorio para ello será de un 10% del coste real de la obra, con un máximo de 15.000 euros para la instalación de un ascensor si se trata de un recorrido sin escalones. También se financiará la ampliación del recorrido del ascensor o la instalación de plataformas elevadoras.

Dentro de las especificaciones, Abaunza expuso que en Otxarkoaga, como consecuencia de las circunstancias socioeconómicas de la población y el mayor coste de las obras -muchos ascensores deben realizarse por el exterior de los edificios-, se mantendrá la ayuda del 20% del coste real. Precisamente, en este barrio se promovieron el año pasado la mayoría de las intervenciones, con once actuaciones que costaron 126.758 euros. En ese sentido, Maite Murgialday, subdirectora de Servicios Generales y Gestión Urbanística, concretó que, de media, las comunidades de vecinos de Otxarkoaga logran 15.000 euros de subvención, mientras que en el resto de Bilbao lo habitual es que ronden los 10.000 euros que se conceden una vez que la obra se finaliza.

Asimismo, según aseguraron, las ayudas aportadas por el Ayuntamiento de Bilbao no impiden cobrar otras ayudas proporcionadas por el Gobierno vasco en función de la renta. Por otro lado, explicaron que los edificios pertenecientes al ámbito de actuación de Surbisa (Casco Viejo, Bilbao La Vieja, Olabeaga, Zorrotzaurre, Irala…) quedan excluidos de la convocatoria al disponer una partida especifica. De hecho, en 2016 la sociedad municipal repartió en dichos barrios 175.000 euros para acometer 19 ascensores y eliminar barreras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *