Detenido un joven de 20 años en Otxarkoaga que rompió la puerta del portal de su exnovia con una barra de hierro

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. M.A dice:

    Que pregunten quien mantiene a toda esa «juventud» en las terrazas de los bares de la parada…
    Dependientes voluntarios de la asistencia, parasitos sociales conscientes de sus privilegios de etnia, hacedores de guetos en los que su ley es la dependencia y el victivismo…
    Los valores de respeto, responsabilidad y conciencia cívica, les son ajenos, de manera que la violencia dirigida hacia sus novias mujeres o cualesquiera que sean las relaciones de poder que establecen, están aceptadas y normalizdas como un patrón mas dentro de su existencia, sin horizontes ni expectativas a no ser estas las de consumir el dinero de Caritas y el RGI bebiendo y fumando, haciendo alarde de coches móviles tablas y demás baratijas, que les hace creerse los reyes del mambo.

    Otaxarkoaga es el triste reflejo de una sociedad, que buscando la integración ha sido engañada en la obligatoriedad de convivir con valores que degradan la condición humana hasta la destrucción total del concepto de dignidad.

    Los hipocritas de la igualdad de oportunidades no cuentas con que la mayoría de los ayudados no quieren salir de su situación de dependencia por que para ellos eso es garantía de supervivencia ni mas ni menos.

    Una vez mas vergüenza no ya por la actitud de un joven ignorante, sino por la constatación de la degradación absoluta a la que se les obliga a convivir a los habitantes de este barrio experimento/social…

    Otxarkoaga, con su centro de FP, paradigma del buenismo hipocrita de la iglesia, es también un fiel reflejo de como se manipula a la sociedad con la solidaridad que en vez de responder a las causas se crece y justifica en las consecuencias…

    Tesis… Antitesis…. sintesis…
    Crea el problema primero para despues justificar tu solución…

    Sin acritud…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.