Categoría: Ante el final

Ante el final de la vida.
Vivencias del cura Joseba Bakaikoa en el Hospital de Santa Marina.

EL NACIMIENTO EN EL HOSPITAL

Hemos entrado ya en el mes de Diciembre. Como todos los años, Carmen, la infatigable compañera con la que tan feliz me encuentro en esta misión en el Hospital, ha dispuesto todo para montar el Belén. Durante unos días –hasta…

CELEBRAMOS LA UNCIÓN EN FAMILIA

Me avisan al busca que me requieren en una habitación de cuidados paliativos. Me imagino que, como casi siempre, alguien requiere mi presencia para celebrar la unción de los enfermos con algún familiar al que le queda muy poco tiempo…

VIEJOS AMIGOS

Hace mucho calor en este último día de verano en Bilbao. Hasta las faldas del monte donde está situado nuestro hospital se ven fuertemente iluminadas por la luz que ya ha roto la niebla de la mañana. Pero este calor…

¡EN EL HOSPITAL NO SE TRABAJA!

Es importante, y en eso creo que tenemos que desarrollar una buena línea imaginativa, que le demos un poco de ruptura de tensión a la realidad que se vive en el hospital por muchas de los familiares que ven apagarse…

PADRE NUESTRO…

Entro en una habitación de cuatro camas. Las cuatro están ocupadas por sendas mujeres de edad avanzada. Todas ellas, en situación bastante límite y mirando más hacia allá que hacia aquí. Saludo a una señora que se entrega con todo…

LA VIZCAÍNA DE CORAZÓN CATALÁN

Entro en una de las habitaciones del quinto piso, el dedicado especialmente a los enfermos de cuidados paliativos. El lugar es coqueto, tiene un espacio para dos camas y un pasillo amplio, como para poder estar sentado tranquilamente en un…

HAS ENTRADO DENTRO DE MÍ

Es un hombre todavía joven, 55 años. Lleva entre nosotros 2 meses. Cuando llegó, externamente parecía que se iba a comer el mundo, no porque se manifestase en un plan fanfarrón u orgulloso; no, nada de eso. Era por su…

EL ULTIMO ADIÓS

Desde hace unos días se encuentra hospitalizado entre nosotros un hermano franciscano, Felipe. Es un hombre alto y fuerte, entrado ya en la década de los 80, pero que a pesar de encontrarse muy limitado, no expresa en su cuerpo…

ENTREGARTE EN LOS BRAZOS DEL PADRE

Jaime, todavía podías haber seguido entregándote, pero… Eras un hombre de mi barrio y entregado a él. Has ido viviendo estos años la experiencia, desesperanzadora en sí, de ir subiendo y cada vez más frecuentemente al hospital; subidas y bajadas…

BODAS DE ORO

Alguien me toca por detrás mientras voy recorriendo el pasillo del cuarto piso del hospital. Es una chica que ya conozco, hija de un matrimonio de aquí que hace ya mucho tiempo viajó a tierras venezolanas. Allí tuvieron su única…

EL MATRIMONIO UNIDO EN LA UNCIÓN

Tras visitar a un enfermo, que se encuentra acompañado por varios familiares, me dispongo a abandonar la habitación. En ese momento, hacen su entrada en ella la esposa y una joven que se presenta como la ahijada del enfermo. A…

ELLA SE LLAMA SOLEDAD

Ella se llama Soledad. Es una mujer de mi barrio, Otxarkoaga, y de etnia gitana. Ha llegado a ser para mí una mujer muy entrañable. Con su cuerpo delgadito –35 kilos– y unos ojos tan metidos en sus cuencas, con…

LA MUJER DE LA SONRISA

Recibo una llamada de una amiga. Me expresa su deseo de que hable con su hermana Juli, que sufre un cáncer galopante desde hace dos años, con el objetivo de animarle a subir al hospital. Hablo pues con Juli, hospitalizada…