TONTODROMO

Dícese de la acera que va desde la parada del autobús hasta el cine y que tiene una barandilla en la que nos sentábamos a comer pipas, a charlar de nuestras cosas (o de las de otros) y a ver pasar la tarde del sábado. 

 

Los más jóvenes no sabréis dónde está el cine. Ya no hay, efectivamente, y su lugar fue ocupado por el Centro Cívico. 

 

Lo que sí sigue existiendo es la barandilla. 
 
¡¡La de culos que han aguantado y la de cosas que han tenido que oír!!
 
Y ver. Han visto las colas que se formaban para sacar las entradas para el cine, cómo pasaba por ahí el mercadillo, cómo la gente del barrio peleaba por unos locales culturales, las fiestas, las barracas, cómo ha ido cambiando la fisonomía del barrio no solo en cuanto al aspecto sino también en cuanto al contenido (tejido social le llaman los cultos, la gente que decimos los demás), ven pasar los autobuses que se llevan cada mañana a los más jóvenes y los devuelven a la tarde, privando así al barrio de la alegría que le dan los niños y de la vida social en la calle…
 
Posiblemente sean las más antiguas de Bilbao (como dice Mikel, que es quien ha hecho las fotos).
 
Los recuerdos vienen inmediatamente. 
 
Podéis ir dejando los vuestros.
 
Yo me acuerdo de aquellas tardes en las que no había club y, como no teníamos dónde ir o, simplemente no nos apetecía ir a ningún sitio, nos sentábamos como he descrito más arriba: paquete de pipas y pepes y ¡¡a disfrutar!!
 
¿Y vosotros?
?

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *